IDEAS DE LOGOS PARA RESTAURANTES

Actualizado: 13 de nov de 2019


Llegado el momento, no hay vuelta atrás. Ya tienes una idea de tu concepto de restaurante, y hay que crear un logo. La creatividad nunca ha sido tu fuerte, o simplemente necesitas alguna referencia y decides buscar inspiración.


En este artículo te voy a dar unos conceptos básicos como diseñador de identidad corporativa, que te pueden ayudar a tener un poco más claro lo que necesitas y, por otra parte, unos ejemplos prácticos que te ayuden a visualizar ideas y estilos de logos.


Antes de comenzar quiero recordarte que la creación de una identidad corporativa, o incluso un logo, es un proceso complejo, y como ya publiqué en mi primer post no es apto para cualquiera que conozca Photoshop o Illustrator. Se trata de un proceso de análisis, estudio y desarrollo de una imagen gráfica que tiene que representar los valores de la marca, trasmitir unas sensaciones y valores que refuercen nuestro mensaje. ¿Cómo se hace esto? Pues para ello los diseñadores gráficos hemos tenido que formarnos en muchos aspectos relacionados con la composición, psicología del color, historia del diseño y mucha cultura visual. Y una de las cualidades que han de tener y la que más me ayuda personalmente a la hora de crear logos para empresas, es la intuición. Con ello te quiero aconsejar que te dejes asesorar por un diseñador con formación, ya que al final la imagen de tu restaurante va a ser vital a la hora de posicionarte en el mercado.



Ejemplo de diseño de imagen corporativa que he creado hace unos meses. Tienes más info en el menú inicio.



¿Cómo tiene que ser un logo de restaurante?


Como hemos hablado anteriormente en otros artículos, tenemos que tener muy claro nuestro concepto, público objetivo etc. Cuando sabes a quién quieres llegar es más fácil saber lo que necesitas para hacerlo.


Las características específicas para logo de restaurante son:


  • El diseño ha de captar la esencia de tu restaurante, y sería muy positivo que al mirarlo nos aporte información suficiente para al menos, saber qué tipo de comida servimos.

  • El estilo de colores planos es una apuesta segura. Este tipo de logo usa uno o dos colores, y funciona muy bien en la estética de imagen corporativa de restaurantes. Tiene muchísimas ventajas a la hora de reproducirse sobre uniformes, packaging, rótulos etc. Tendremos la garantía de que va a lucir siempre impecable, no perderá legibilidad ni tendremos que usar decenas de versiones distintas para que se vea bien en los soportes de uso cotidiano.

  • Evita una paleta de colores muy amplia en la imagen de tu local. No solo en el logo, en general es ideal ser comedido con la gama de colores para que estos sean más armónicos y generen sensaciones más específicas (si hacemos un arcoíris de colores no nos tomarán en serio, avisad@ quedas).

  • Tipografía con mucha potencia. En el apartado de a tipografía vamos a poder usar fuentes distintas según nuestro concepto. Por ejemplo, si buscamos trasmitir elegancia, intentaríamos aplicar una tipografía con serif (para no liarte, son los remates en los caracteres que usan fuentes como la Times News Roman). Este tipo de letras son clásicas y van muy bien en la imagen corporativa de los restaurantes de lujo. Otro caso podría ser que tuviéramos un concepto de negocio que venda carnes a la parrilla, pues en este caso podríamos usar una fuente con un acabado desgastado y con un grosor importante que trasmita consistencia y evoque la idea de “letra quemada”. En definitiva, se trata de buscar una relación entre la fuente que usemos y lo que vendemos. Siempre habrá algún detalle que sirva de enlace. Aunque puedas pensar que es indiferente, aún en personas con poco conocimiento de diseño, a nivel inconsciente registran y comparan la información, creando asociaciones, y una vez creadas, las imágenes, iconos y el resto de elementos gráficos cerrarán el proceso.




¿Qué características debe tener un logo?


A nivel general, todo logo debe cumplir unos mínimos requisitos para funcionar correctamente.


  • Debe ser simple: “menos es más”. Nuestro logo no puede abarcar todos los conceptos de la marca, aunque debe vivir en consonancia con el resto de elementos gráficos, ha de ser limpio y sus formas han de ser las justas. En un logo no debe haber elementos decorativos, todo lo que se use en el diseño debe tener un porqué y una justificación, para evitar ruido y distorsiones interpretativas innecesarias.

  • Tiene que ser memorable: si eres capaz de mirarlo durante un minuto y luego retener las formas en tu mente, estaremos hablando de un buen trabajo de síntesis por parte del diseñador gráfico.

  • Capaz de adaptarse: su reproducción será en soportes como bandejas, packaging, uniformes, vinilos, redes sociales, internet etc. Cada uno de estos soportes tiene distintos tamaños, fondos y colores y por esto es importante que se funda con su medio, tenga varias versiones de colores para que contraste y siga luciendo igual de bien.

  • El logo debe ser atemporal. Muchas veces nos dejamos influir por las tendencias de diseño de logos. Los hay muy espectaculares y vistosos, con degradados y efectos muy chulos, pero que pasa el tiempo y pasan a ser diseños kitsch. Nuestro logo no puede renovarse cada mes como si fuera el escaparate de Zara. Por mi experiencia recomiendo mantener el mismo diseño base durante al menos 4 -5 años, para que se adhiera a la mente de nuestro público, y si vamos a cambiar, lo ideal sería un rediseño manteniendo el concepto básico, para no crear sensación de ser otra empresa o de haber cambiado de dueño ya que podría repercutir negativamente en nuestras ventas.


Diseño de bolsa


El ecosistema de la identidad corporativa

El logo tiene “amigos”, que le acompañarán siempre y que le complementan: son los elementos gráficos. Estos son el packaging, la rotulación, la carta, las servilletas, uniformes, página web, redes sociales, manteles de papel, papelería corporativa etc. Aquí es donde los diseñadores nos venimos arriba y ponemos toda la carne en el asador para hacer diseños atractivos que hagan al logo brillar aún más. En mi opinión este apartado muchas veces se descuida. El problema viene a los meses, cuando el logo va por un lado y el resto de soportes va por otro. He tenido clientes que me han pedido solo un logo y luego han querido hacer el resto del proyecto ellos mismos. Recordemos que el logo debería marcar un estilo que luego se siga en los demás soportes, y aquí es donde está la gracia de la imagen corporativa, que hace una especie de ecosistema donde conviven en la empresa el logo y todas sus aplicaciones.


He tenido clientes que me han pedido solo un logo y luego han querido hacer lo demás ellos mismos. El problema viene a los meses, cuando el logo va por un lado y el resto de soportes va por otro.


Ejemplos reales de identidad corporativa en restaurantes


Diseño de identidad para restaurante Ocean House Yashin

En este ejemplo de OCEAN HOUSE YASHIN puedes ver como convive un logo, como se forma en la carta, posavasos y en la entrada del local. El diseño del logo es tipográfico, limpio, y usa una fuente sin serif. ¿A que da una imagen sofisticada? Aun así se percibe un poco frío en mi opinión, y probablemente por ello han jugado con los grafismos (lo que te hablaba de venirnos arriba). Aquí se usan ilustraciones, colores cálidos, madera (por el toque natural) que acercan y hacen la percepción de marca más humana. Por eso es importante saber que el enlace del logo con el resto de los elementos gráficos es una simbiosis en la que el este depende de los grafismos y viceversa.
















En este desarrollo de identidad corporativa de Fasta, un restaurante novedoso y gourmet a precios asequibles. Partiendo de las tradiciones culinarias de todo el mundo, reúnen los ingredientes más frescos para crear platos de fusión. El diseñador ha captado este concepto de diversidad usando colores y formas de pastas a modo de fondo. Pero fíjate que el logo: se mantiene mucho más limpio y siempre protegido por un rombo plano negro. Cuando diseñamos este tipo de fondos buscamos crear estabilidad en los diseños, y como ya te comenté, un diseño de logo debe ser diseñado con la justa medida de ingredientes, y los grafismos que le acompañen serán los que obren la magia.



Si te fijas, el diseño de logo inclinado evoca la idea de comida preparada rápidamente (por asociación de inclinación-velocidad). La tipografía se escribe con formas curvas y alargadas que recuerdan a los tallarines.


Los muebles que se usan son unas pocas mesas, combinadas con taburetes en la entrada, ya que cuando usamos estos últimos normalmente los clientes entienden que es un local para comer más rápido.


Los colores del local son negros para dar connotaciones de distinción (recuerda que venden platos innovadores gourmet), el blanco y gris para suavizar el impacto de los otros colores y dar sensación de amplitud en el local. El amarillo suele ser percibido como un color energizante y activo. Si te has fijado se usa en muchos sitios de comida rápida. En este caso su uso viene a decir al cliente: muévete rápido que vienen los siguientes comensales.






En definitiva, cuando vaya a crear o mejorar la imagen de tu restaurante, ten en cuenta todas las ideas que te he dado para que la representación de tu marca se vea genial y sobre todo, responda a una intención específica y trasmita de forma correcta quién eres, a dónde y a que público te diriges como empresa. Si lo trabajas bien, vas atener muchas más posibilidades de éxito y reconocimiento, y al final, ¿no es eso o que queremos?.



Jesús D.

Diseñador gráfico

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco